skip to Main Content
(511) 221 8999

La teoría del cisne negro

La teoría del cisne negro fue desarrollada por el filósofo libanés Nassim Taleb, en su libro “El cisne negro: El impacto de lo altamente improbable”, el estudio de este académico y autor de temas financieros e históricos, ayuda a comprender cómo funciona la aleatoriedad como un hecho fortuito de gran repercusión, que genera un efecto sorpresa, y una vez atravesado se racionaliza por retrospección haciendo que parezca predecible o explicable.

El nombre que se le da a la obra se remonta al siglo XVII, cuando en una expedición a Australia que realizaban los exploradores europeos encontraron una especie desconocida de cisnes negros (hasta entonces se creía que todos eran de color blanco) hecho que hizo cuestionar toda la percepción de la realidad. En el desarrollo del ensayo se mencionan tres requisitos para la existencia del fenómeno de los cisnes negros: atipicidad o rareza, impacto extremo y predicción en retrospectiva.

La historia está llena de cisnes negros que han cambiado el rumbo de la humanidad, para bien o para mal, fenómenos como la primera guerra mundial, la gripe española, el nazismo, la irrupción de internet, los atentados del 11S en Nueva york, son solo algunos ejemplos de esta teoría. Expertos en economía y otras ciencias de todas partes del mundo se dedican constantemente a estudiar y visualizar posibles cisnes negros, es decir, riesgos que no figuran en ninguna de las tendencias pero que de suceder podrían tener un impacto demoledor en la economía mundial.

Leer Más: La epidemia de las “Fake news”

Leer Más: Las detenciones en la epidemia

Para ser realmente negro, el cisne debe ser verdaderamente imprevisible, hechos como los desastres climáticos y las epidemias son algunas de las variantes que, al presentarse, pueden hacer tambalear una economía global en equilibrio precario. Las epidemias en general, desde hace algunos años vienen figurando como un riesgo latente para la humanidad, por ejemplo, analistas consultados en el 2016 por la BBC identificaron seis cisnes negros, entre ellos, los desastres climáticos y las epidemias. En otra publicación de Quartz del mismo año, expertos señalaron que el agente con mayor probabilidad de causar la próxima pandemia sería un virus ARN, responsable de la gripe, el MERS, el ébola, el SARS, la poliomielitis y el VIH, entre otros. El mundo actual vive con la ilusión del orden, creyendo que la planificación y la previsión son posibles, todo lo aleatorio crea perturbación por lo que se crean diversos métodos que intentan dar sentido al pasado, pero aun es difícil entenderlo, y generalmente se falla prediciendo el futuro.

Hasta el año pasado y comienzos del presente, el covid-19 no se ubicaba entre los principales riesgos mundiales, los afectados se veían desde la realidad distante de los países asiáticos, una amenaza muy improbable sobre la que no se anticipó su magnitud, porque las epidemias en los últimos años habían sido focalizadas. Progresivamente con el aumento de casos y su aparición en Europa se empezó a evaluar que también podría llegar a nuestros territorios, sin embargo, la expectativa indicaba que la probabilidad seguía siendo baja, no fue hasta que llegamos al estado de alarma, y la orden de mantenerse confinados en las casas que se entendió como este virus no respeta fronteras.  Ahora que se globalizó, muchos analistas indican que el nuevo coronavirus sumerge al planeta en un nuevo cisne negro, con una crisis que modifica la dinámica de todo lo proyectado en el corto plazo

Estando aun en el ojo de la tormenta es bastante difícil y arriesgado hacer predicciones a futuro, de modo que debemos aprender a construir robustez frente a las actitudes negativas que se producen y aprovechar las positivas. El resultado que evidentemente tendremos a corto o largo plazo será que se encontrará un tratamiento para el Covid-19, que pasará a ser un fenómeno más de la historia de nuestro planeta, las lecciones definitivamente cambiarán todas las perspectivas que conocíamos.

Súmate al esfuerzo por controlar esta emergencia sanitaria, el Perú está en nuestras manos, sigamos las recomendaciones de nuestro Gobierno, quédate en casa”

Escrito por: Abg. Jessica Navarro

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

17 − 4 =

Back To Top