skip to Main Content
(511) 221 8999

La epidemia de las “Fake news”

Desde hace ya varias décadas vivimos la era de la globalización y la disrupción tecnológica. El estallido del avance científico, la utilización de redes sociales y otros instrumentos digitales, sin duda han cambiado las comunicaciones, así como la forma en que vivimos y percibimos el mundo, favorecido el surgimiento explosivo de sitios generadores y creadores de contenido. Sin embargo, estos tiempos también han estado minados de mitos y desinformación, que se viralizan indiscriminadamente a través de muchos sitios de contenido falso, caracterizados por la abundancia de información, que no siempre es verdadera o exacta, con la intención de causar confusión entre la población.

Actualmente la expansión del coronavirus acapara todas las agendas mundiales y también los medios. Con la llegada de este terrible flagelo además hemos sido testigos de grandes olas de rumores y “fake news” o noticias falsas que parecen propagarse con la velocidad de un relámpago, a tal nivel que por primera vez la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha tenido que desmentir muchos mitos que corren de boca en boca y que perjudican la lucha de las autoridades para frenar la pandemia.

Son incontables los falsos remedios, falsas recomendaciones, números de emergencia falsos, decretos falsos, pruebas de detección falsas y cifras inexactas que se multiplican exponencialmente a través de medios digitales que se apoyan en el alcance de las redes sociales para engañar a los usuarios. Varios expertos en el ámbito aseguran que la difusión de noticias falsas de contenido médico que se difunden en las redes sociales tiene un alto índice de viralización.

Leer Más: Chile salta a 922 contagios, 176 más que ayer

Leer Más: ¿Qué pasará después del coronavirus?

Un reciente estudio de este fenómeno publicado en la revista Science indica que se comprobó que las noticias falsas se popularizan más rápido, de forma más profunda y más ampliamente que la verdad en todas las categorías de información. Afirma Lalueza, uno de los coautores de esta investigación que “El miedo constituye un caldo de cultivo inmejorable a la hora de captar nuestra atención, incluso en contextos de saturación informativa”.

La desinformación en el ámbito sanitario es muy peligrosa porque impacta de forma directa en la salud, la seguridad y el bienestar de las personas. Ante esta realidad grandes empresas tecnológicas como Google, Facebook y Twitter han anunciado que combaten la propagación de mentiras en sus plataformas.

Las noticias falsas que envuelven nuestro escenario actual se están fabricando sin respetar la exactitud de la ciencia y a menudo se basan en teorías conspiratorias, que pueden generar muchos caos y desconfianza dentro de la comunidad. En momentos críticos como el que vivimos tan importante es tomar medidas de prevención contra el COVID-19, como el saber de dónde obtener la información correcta para evitar riesgos y replicar la desinformación o información falsa. La información siempre debe partir de fuentes confiables y precisas. No difundamos los mitos.

Súmate al esfuerzo por controlar esta emergencia sanitaria, el Perú está en nuestras manos, sigamos las recomendaciones de nuestro Gobierno, quédate en casa”

Escrito por: Abg. Jessica Navarro

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

1 × 5 =

Back To Top