skip to Main Content

BID: el vínculo entre el Covid-19 y las emergencias ecológico-climáticas

El mundo entero (o al menos gran parte) ha sido confinando a sus casas por temor a la propagación del peligroso coronavirus; al tiempo que la humanidad dejaba las calles, la naturaleza parecía recuperar su espacio: delfines nadando cerca de los muelles del puerto sardo de Cagliari (Italia), grandes bandadas de aves en las playas limeñas, peces en las (ahora) cristalinas aguas de los canales de Venecia.

Si bien estas imágenes sugieren un vínculo positivo entre la naturaleza y la pandemia de Covid-19, un artículo del BID mostraría una realidad mucho más siniestra. El artículo inicia con una afirmación principal: la alteración del medio ambiente (y sus ecosistemas) puede exacerbar las enfermedades infecciones que afectan a los humanos, puede incluso hacer surgir nuevas, como el ébola, el dengue, el zika o la fiebre amarilla, cuyo origen está en la vida silvestre.

“Estamos invadiendo cada vez más los bosques tropicales que albergan innumerables especies de animales y, dentro de ellos, virus desconocidos y potencialmente nuevos. Cuando perturbamos y estresamos estos ecosistemas y especies, corremos el riesgo de liberar virus de sus anfitriones naturales, los cuales pueden saltar a los humanos”, indica.

Leer más: Lo que necesita saber hoy sobre el brote de coronavirus

Leer más: Defensa de la salud y el medio ambiente

En la Amazonía, por ejemplo, se menciona que un estudio demostró un incremento de 50% en la incidencia de la malaria ante un aumento del 4% en la deforestación, “a medida que los mosquitos transmisores de la enfermedad prosperan en áreas recientemente deforestadas”. Estas enfermedades pueden traer consecuencias catastróficas, como lo demuestra la actual pandemia del Covid-19, con un alto costo tanto en vidas como en billones de dólares para la economía global.

En ese sentido, la creciente proximidad entre las personas y las especies animales, dada la rápida expansión del territorio “humano” y la existencia de mercados informales (en los que se comercializa especies silvestres, incluso como alimento), la crisis climática y la contaminación significan un incremento en el riesgo para nuestra salud.

“Nuestra destrucción e interrupción de la naturaleza está aumentando la probabilidad de más pandemias. Si no nos enfrentamos a la crisis climática, protegemos la biodiversidad y usamos los recursos naturales de manera sostenible, seremos nosotros quienes lucharemos por recuperarnos de consecuencias a menudo trágicas”, finaliza el artículo.

Súmate al esfuerzo por controlar esta emergencia sanitaria, el Perú está en nuestras manos, sigamos las recomendaciones de nuestro Gobierno, quédate en casa”

Escrito por: Econ. Jazmin Ramírez

This Post Has 0 Comments

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

eighteen − 2 =

Back To Top