El pago de las utilidades

Las utilidades pueden ser definidas como un porcentaje de la renta neta (ganancias después de descontar inversiones e impuestos) obtenido por las empresas como resultado de su gestión, el cual se distribuye entre los trabajadores, debido a que los mismos contribuyen a generarlos. Cada año las empresas que hayan generado utilidades netas y cumplan con: realizar actividades que generen renta de tercera categoría (como comerciales, industriales, servicios y negocios) y tengan más de 20 trabajadores en promedio anual, sujetos al régimen laboral de la actividad privada, están obligadas a repartirlas entre la totalidad de sus trabajadores, es decir, este beneficio es percibido por todos los trabajadores sin distinguir la modalidad, es decir aplica para los que tienen contrato a plazo indeterminado, así como los sujetos a una modalidad (temporal, accidental o por obra o servicio específico) incluyendo además a los trabajadores a tiempo parcial, quienes recibirán el pago en forma proporcional al tiempo trabajado.

El porcentaje de las ganancias que se distribuye entre los trabajadores va a depender de la actividad económica que desarrolle la empresa, pudiendo variar entre el 5, 8 o 10%, según su sector productivo. El monto se calcula en función a los días laborados (50%) y la remuneración (50%), que de acuerdo a la no podrá superar un acumulado de 18 sueldos.

Leer Más: Caída del dólar tras segunda semana de cuarentena

Leer Más: AFP: seguro por invalidez si se cobrará en abril

Según está previsto en el artículo 6° del Decreto Legislativo N°892, el pago de la participación en las utilidades a los trabajadores debe ser abonado en un plazo máximo de 30 días luego de que la empresa presente la declaración jurada anual del Impuesto a la Renta. Sin embargo, en base al actual Estado de Emergencia que se transita en el territorio nacional a causa de la pandemia del coronavirus, la SUNAT ha resuelto modificar el cronograma de vencimientos para la presentación de la declaración del Impuesto a la Renta del ejercicio 2019, dando una prórroga de tres meses al cronograma que se tenía ya fijada para el pago, que se encuentra definido en la Resolución de Superintendencia N°061-2020/SUNAT.   Por tanto, esta modificación del cronograma de vencimientos, crea efectos directos en la oportunidad del pago de las utilidades correspondientes al año 2019, debido a que las empresas que prorroguen la declaración también tendrán que demorar la entrega de utilidades.

Súmate al esfuerzo por controlar esta emergencia sanitaria, el Perú está en nuestras manos, sigamos las recomendaciones de nuestro Gobierno, quédate en casa”

Escrito por: Abg. Jessica Navarro

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público.

eighteen − 4 =

GRUPO VERONA

Nuestra experiencia en SUNAT y conocimiento asesorando a las principales empresas del Perú nos permiten ofrecerle la solucion.

EQUIPO

Interactivamente y proactivamente generamos contenido de alta rentabilidad para nuestros clientes.

© 2021 © GRUPO VERONA. Todos los Derechos Reservados.