skip to Main Content
(511) 221 8999

Violencia de género en tiempos de cuarentena

En el Perú, donde según cifras del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (Mimp), se perpetraron 168 feminicidios en el año 2019 y hasta febrero de este año ya se había contabilizado 32 nuevos casos y 120 tentativas, la adopción del aislamiento social obligatorio decretado hace una semana por el Gobierno en la lucha por detener el avance del COVID-19, encerró a cientos de mujeres con sus agresores, una situación que representa un grave y delicado riesgo para la vida de estas víctimas de violencia machista.

Esta terrible realidad se genera mientras el país se intenta aislar con una cuarentena social forzosa de un virus que azota la humanidad. Este otro virus letal, que para muchas vive dentro de su misma casa, es la violencia contra la mujer, niños, niñas y adolescentes que viven junto a sus agresores, y cuya escalada puede hacerse mucho más notoria en estos tiempos de encierro obligatorio. Los expertos refieren que el aislamiento en los hogares aumenta la probabilidad de que ocurra un hecho violento, favorece la sistematicidad de su comisión y dificulta la interposición de la denuncia debido a la proximidad con el victimario.

Según la ONU el 81% de los casos de violencia de género ocurre en el propio hogar, en nuestro país más del 50% de estos crímenes (registrados durante la última década) sucedió en la casa de las víctimas o en los sitios en los que vivían con los agresores, el año pasado 85% de casos de feminicidio se dieron bajo el contexto de pareja, convivencia, enamorados, novios, ex-enamorados o ex-esposos.

Ante tal realidad ya la ONU ha advertido acerca del temor de que haya más pobreza entre las mujeres y una escalada de violencia de género por las medidas que se están tomando en la región y reclamó a los estados que se garantice el apoyo y la asistencia a las víctimas.

Leer Más: Coronavirus divide a la Unión Europea

Leer Más: MIDIS: bono de S/ 380 en regiones iniciará el jueves 26 de marzo

Las cifras en nuestro territorio son alarmantes, solo durante los primeros seis días de cuarentena, el MIMP recibió 2.463 denuncias por violencia de género y familiar en la línea 100 (que es un servicio telefónico gratuito que brinda orientación, consejo y soporte emocional en caso seas víctima de violencia familiar o sexual) a ello se deben sumar dos casos de abuso sexual contra niñas, y 1 feminicidio en Arequipa.

La experiencia indica que los casos de agresiones se ven agravados en situaciones de estrés y confinamiento como la cuarentena, por ello las mujeres corren muchos más riesgos, esta es también una pandemia no solamente por su magnitud sino también por los altos niveles de impunidad.

En esta compleja coyuntura sanitaria y de seguridad da la impresión de que el mundo solo gira en torno a un virus al que hay que combatir, y en parte es cierto la amenaza es real y las medidas adoptadas reflejaran el éxito a largo plazo, pero para las otras víctimas también hay un espacio, para ellas no se cierran los servicios a los que pueden acudir en busca de ayuda, el estado de derecho no se ha paralizado, se debe seguir atento a las necesidades de asistencia y protección de las mujeres y menores que sufren cualquier tipo de violencia.

Súmate al esfuerzo por controlar esta emergencia sanitaria, el Perú está en nuestras manos, sigamos las recomendaciones de nuestro Gobierno, quédate en casa”

Escrito por: Abg. Jessica Navarro

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

15 + 13 =

Back To Top