Domina los recursos impugnatorios tributarios

¿Te enfrentas a una resolución de la SUNAT con la que no estás de acuerdo? No te resignes. Tienes a tu disposición una serie de herramientas legales para defender tus intereses: los recursos impugnatorios tributarios.

Los recursos impugnatorios tributarios son herramientas legales que te permiten impugnar actos administrativos emitidos por la Administración Tributaria cuando consideres que no son correctos. Estos recursos son fundamentales para defender tus intereses y garantizarte un proceso justo.

Leer más: ¿Qué debes saber sobre tus ingresos como recaudación pendiente?

Leer más: Reclamos y cobranza coactiva

A continuación, se detallan los tipos de recursos impugnatorios que puedes emplear:

Reclamo:

  • El reclamo es un recurso administrativo regulado por el Código Tributario que busca impugnar actos como Resoluciones de Multa o de Determinación.
  • Este proceso es la primera etapa del Procedimiento Contencioso Tributario y se resuelve internamente por la Administración Tributaria.
  • En caso de desacuerdo, se puede apelar mediante el Recurso de Apelación, evaluado por el Tribunal Fiscal.

Apelación:

  • El Recurso de Apelación se utiliza para discutir actos administrativos de puro derecho ante la Administración Tributaria.
  • Tras su tramitación interna, se eleva al Tribunal Fiscal para emitir una Resolución del Tribunal Fiscal (RTF), finalizando la vía administrativa del Procedimiento Contencioso Tributario.

Queja:

  • Se presenta contra la SUNAT u otros órganos tributarios administrativos en caso de considerar que han infringido normativas tributarias pertinentes.
  • Existen dos tipos de recursos de queja: uno ante el Tribunal Fiscal y otro ante el Ministerio de Economía y Finanzas, dependiendo del motivo.

Recuerda que cada recurso tiene plazos específicos para su presentación y requisitos particulares. Es esencial redactar los escritos con fundamentos sólidos y cumplir con los procedimientos establecidos para cada tipo de recurso impugnatorio.

Escrito por: Grupo Verona

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *