Preguntas frecuentes: Método de la partida doble

La partida doble es un método aceptado universalmente en la contabilidad, que se usa al momento de registrar una operación, a través del sistema de registro de todas las operaciones contables en al menos dos cuentas:

  • Haber: Los recursos disponibles
  • Debe: Fuente de los recursos

Esta anotación doble se conoce como registro o asiento contable, a través del cual se da cuenta de la entrada y salida de patrimonio de una empresa.

¿Por qué se registra dos veces?

Porque en contabilidad se considera que toda acción económica tiene origen en otra acción de igual valor, pero de naturaleza contraria, por ejemplo, la venta de mercadería al contado representa para el vendedor una entrega de bienes (mercadería) y a cambio recibe una suma equivalente de dinero. En cambio, para el comprador representa la adquisición de la mercadería que compró y la entrega de dinero.

Por tanto, tenemos: “no hay deudor sin acreedor, ni acreedor sin deudor”, es decir, en una empresa, si un elemento patrimonial aumenta, es porque otro disminuye.

Toda operación financiera tiene un efecto doble en el patrimonio, por ello se apunta como entrada en una cuenta contable y como salida de otra.

¿Qué son debe y haber en contabilidad?

Los asientos contables se forman por una anotación en el debe y otra en el haber, en función de la cuenta de que se trate, debiendo considerarse para ello que (lo que por un lado aumenta, disminuye por otro. Entre los aspectos destacados se encuentran:

  • El debe se escribe a la izquierda de la cuenta y el haber, a la derecha
  • La cuenta se representa gráficamente como una T
  • Apuntar un valor en una u otra columna no solo depende del tipo de transacción, también del tipo de cuenta.
  • Los ingresos y los débitos se anotan en el debe de una cuenta, reflejando un cargo
  • Los gastos y los créditos se anotan en el haber, reflejando un abono
  • El debe y el haber reflejan los movimientos en cada cuenta dependiendo de si son de activo o de pasivo
  • Las cuentas de activo (bienes y derechos de la empresa) incrementan su valor con anotaciones en el debe y disminuyen su valor con anotaciones en el haber.
  • Las cuentas de pasivo (obligaciones con terceros) y de patrimonio aumentan su valor con anotaciones en el haber y disminuyen su valor con anotaciones en el debe.

¿Qué es el saldo de una cuenta?

En contabilidad, el saldo se trata de la diferencia entre el debe y el haber, pudiendo ser de tres tipos:

  • Saldo deudor: Cuando el debe es mayor que el haber
  • Saldo acreedor: Cuando el importe del haber es mayor que en el debe
  • Cuenta saldada o saldo Cero: Cuando ambas sumas son iguales. Se dice entonces que la cuenta está saldada.

Es importante destacar que, normalmente las cuentas de activos, que representan bienes y derechos, han de tener saldo deudor, por otro lado, las cuentas de pasivo son lo contrario. Lo normal es que los importes en el haber sean superiores al debe porque las cuentas de pasivo aumentan en el haber, es decir, que la cuenta ha de tener saldo acreedor.

Con información de: escuelacontable

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público.

eighteen + 14 =

GRUPO VERONA

Nuestra experiencia en SUNAT y conocimiento asesorando a las principales empresas del Perú nos permiten ofrecerle la solucion.

EQUIPO

Interactivamente y proactivamente generamos contenido de alta rentabilidad para nuestros clientes.

© 2021 © GRUPO VERONA. Todos los Derechos Reservados.