skip to Main Content
(511) 221 8999

Trabajo Remoto: Reconocen el derecho a la desconexión laboral

Recientemente a través del Decreto de Urgencia N°127-2020, se recoge por primera vez en el Perú la regulación del derecho de los empleados a la “desconexión digital” de sus labores en el trabajo remoto.

Con esta norma, además de disponer los incentivos para la recuperación de los empleos formales afectados durante la pandemia, se ha oficializado la vigencia del trabajo remoto hasta el 31 de julio del próximo año.

De acuerdo al ministro de Trabajo (MTPE),  Javier Palacios, esta medida, con la cual se modifica la norma actual de trabajo remoto decretada por la pandemia, tiene por objeto “prevenir casos de abusos” y garantizar el descanso laboral de los trabajadores, así como la salud mental de los mismos.

¿Quiénes se benefician?

Según estimaciones oficiales, actualmente hay aproximadamente 250 mil personas trabajando bajo esta modalidad. En la norma se indica entre otras cosas:

  • Para el caso del sector privado, observar las disposiciones sobre jornada máxima de trabajo que resulten aplicables conforme a las normas del régimen laboral correspondiente.
  • El empleador no podrá exigir al trabajador realizar tareas, participación en reuniones o coordinaciones de tipo laboral fuera de la jornada de trabajo o durante los días de descanso
  • Los trabajadores puedan desconectarse (durante los días de descanso, licencias y períodos de suspensión de labores) de los medios informáticos de telecomunicación o análogos, incluyendo la computadora o el celular, canales de mensajería como WhatsApp y correo electrónico, entre otros.

Sector público

De acuerda al texto legal, la prórroga del trabajo remoto rige tanto para el sector privado y público.

En el caso del sector público, la Autoridad Nacional del Servicio Civil (Servir), puede emitir las disposiciones complementarias acerca de la materia.

Trabajadores de confianza

En esta norma también se han establecido excepciones dirigidas al personal que, por ley, no está sujetos a jornadas máximas, como son:

  • Trabajadores de dirección
  • Aquellos que no están sujetos a fiscalización inmediata, incluidos los trabajadores de confianza no sujetos a control efectivo del tiempo de trabajo
  • Los que prestan servicios intermitentes de espera, vigilancia o custodia.

Tratándose de estos trabajadores no comprendidos en la jornada máxima de trabajo, el tiempo de desconexión debe ser de, al menos, 12 horas continuas en un período de 24 horas, además de los días de descanso, licencias y períodos de suspensión.

Opiniones

Luego de la publicación de esta regulación, varios especialistas en derecho laboral se han pronunciado en medios, expresando sus observaciones al respecto. En la opinión de algunos, esta regulación requiere de una reglamentación, ante las dudas que puedan surgir respecto a su aplicación.

Asimismo, el laboralista Elmer Huaman Estrada ha indicado que otro de los aspectos que necesita mayor desarrollo serían las consecuencias de su inobservancia, expresando:

Si bien se ha previsto que el empleador ya no podrá exigir al trabajador tareas o coordinaciones durante el tiempo de desconexión digital, digamos que de ocurrir, estaríamos frente a un acto de hostilidad o trabajo en sobretiempo, o si el trabajador puede válidamente oponerse a realizar estos encargos, sin que ello justifique la imposición de sanciones laborales”.

Escrito por: Grupo Verona

This Post Has 0 Comments

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

thirteen − 1 =

Back To Top