skip to Main Content
(511) 221 8999

¿Se puede registrar el COVID-19 como marca?

La llegada de la pandemia del coronavirus es una realidad que, entre otras cosas, ha paralizado de manera incomparable la economía y la vida del mundo entero. Mientras las naciones se someten a estrictas medidas preventivas, y se debaten entre el aislamiento social y el reinicio de actividades, existe una minoría que en el contexto actual evidencia oportunidades de negocio. Industrias como las farmacéuticas o textiles dedicadas a productos sanitarios han repuntado grandes beneficios, además, algunas empresas tecnológicas como plataformas de streaming o de e-commerce, e indudablemente los fabricantes de artículos de higiene y limpieza.

Muchos líderes de empresas, ven este tiempo no sólo como una forma de sacar provecho y productividad a sus entidades sino para crearlas, por tanto, desde la aparición de la emergencia sanitaria mundial, las oficinas de registro de patentes y marcas de muchas partes del globo han recibido solicitudes para registrar la marca “coronavirus” o sus derivados. Por ejemplo, en Estados Unidos, se han presentado ante la USPTO aproximadamente 100 solicitudes de marcas en los últimos dos meses, en el caso del Reino Unido y la Unión Europea, las cifras incluyen aproximadamente 40 solicitudes relacionadas, y en China, se han recibido más de 400 solicitudes de registro, desde el inicio de la pandemia, rechazadas en su gran mayoría.

Para el consumidor, las marcas son herramientas que, entre otras cosas, sirven para ofrecer protección al mismo en el momento de adquirir determinado producto o servicio, a través de las cuales se evitan confusiones en relación a lo que se está comprando, además de poder reconocer claramente el origen empresarial. Por parte del empresario, registrar la marca le otorga la oportunidad de competir en el mercado, a través de estrategias legítimas para posicionarse, según la calidad de su productos o servicio, logrando así incrementar el valor intangible del negocio.

Leer más: Balanza comercial acumula 15 trimestres de superávit

Leer más: Gremio pide liquidez para industria aérea

En base a ello, se han creado normas que permiten o impiden registrar determinada marca, entre las que se encuentran: el no poder identificar un producto o servicio por sí solo en relación a otras existentes en el mercado, falta de información para los consumidores en cuanto a la naturaleza, función, cualidades, destino, lugar de origen u otras características, ser contrarias a la ley, o al orden público, entre otros.

En materia de propiedad intelectual, se puede afirmar que, ante una crisis el ingenio y la creatividad puede derivar en descubrimientos, inventos o mejoras a productos o servicios para resolver problemas. Sin embargo, en la coyuntura actual, muchos expertos coinciden en afirmar que registrar una marca bajo el nombre coronavirus o cualquier derivado, puede ser considerado como contrario al orden público, por asociarse este término directamente a sus consecuencias negativas, afectando a la población quien podría considerarlo ofensivo.

Escrito por: Grupo Verona

 

This Post Has 0 Comments

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

seventeen − 16 =

Back To Top