skip to Main Content
(511) 221 8999

Ruta del dinero lavado por el narcotráfico: La Informalidad

La economía en Perú actualmente avanza con un tono muy positivo. En los últimos meses se ha repuntado el crecimiento económico, las perspectivas son mejores que las de años anteriores, siendo determinante para ello las inversiones, pudiendo hablarse incluso de recuperar las altas tasas de crecimiento de los últimos años. Sin embargo, paralelo a este hecho aumentan significativamente además: la informalidad y la ilegalidad. Creciendo a una tasa incluso superior a la economía formal. El resultado de las actividades ilegales como el narcotráfico representan además del factor penal y social, fuga de capitales y evasión fiscal.

Uno de los desafíos más importantes en materia de seguridad es atraer a la economía informal al sector formal para controlar al sector criminal, blindando las operaciones económicas. Es evidente que el fenómeno de la economía informal, estimula la corrupción y la criminalidad incentivando redes internacionales del crimen.

Es preciso que se ahonde en la relación entre la informalidad y el lavado de activos, como dicotomía  necesaria para el funcionamiento del sistema de comercio ilícito, constituyendo una estructura intrínseca para su desarrollo. Ya que según las recientes investigaciones estos agentes informales, son los que tienen mayores oportunidades de beneficiarse de la riqueza manejada por el narcotráfico, y otras fuentes de capital ilegal. Si bien la actividad ilícita no se encuentra directamente vinculada al ámbito de las actividades económicas informales, por ser este sector una fuente de ingresos para una porción significativa de la población económicamente activa, y tener características asociadas a la falta de estandarización y revisiones, es la trinchera perfecta de la actividad criminal a niveles de crimen organizado, no porque a quienes pertenecen a este sector se les estigmatice como delincuentes, sino, porque la permeabilidad de este tipo de actividad económica es susceptible a ser empleada para efectuar ilícitos. Tal como en el reciente caso de narcotraficantes del Vraem, que dirigiría Víctor Rivera Muñoz ‘Jarachupa’, donde la fiscal encargada Ivonne Aguilar, de la Fiscalía de Crimen Organizado de Ayacucho, imputa la participación del empresario Guzmán Espinoza Aguirre dentro de la presunta organización criminal, que entre otras cosas le permitió tener vehículos que forman parte del patrimonio criminal, de los cuales 25 de ellos operan en Contranscar, evidenciando que los lavadores muchas veces son prósperos empresarios que se han perfeccionado para eludir a la justicia.

Escrito por: Abg. Jessica Navarro

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

four − one =

Back To Top