skip to Main Content

Regiones han gastado menos del 50% de los recursos para enfrentar la pandemia de coronavirus

De acuerdo con el portal de transferencia del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), la región de Arequipa, ha recibido S/ 25,4 millones para gastos relacionados con el Covid-19, sin embargo, ha gastado sólo el 51% al 19 de julio.

En general, al 19 de julio, el Poder Ejecutivo ha dispuesto que los gobiernos regionales dispongan de S/ 770,6 millones para gastos directos relacionados con el Covid-19. De las 26 unidades ejecutoras que tiene a disposición dichos recursos, 17 regiones han gastado menos del 50%.

Leer más: MEF incluye medicamentos para enfermedades crónicas en lista de importación rápida

Leer más: Deudas laborales del Estado superan los S/ 36,000 millones

En este sentido, 14 regiones están debajo del promedio de ejecución de presupuestos (40,6%), teniendo como peores escenarios Pasco y Moquegua con presupuestos de S/ 18,5 millones y sus avances no pasan del 25%.

Al respecto, Pablo Lavado, exviceministro de Prestaciones y Aseguramiento en Salud, explicó que, por un lado, debe considerarse que este tipo de compras no responden a una evolución lineal, sino que los diferentes trámites se programan en diversos plazos.

Pero también remarcó que los gobiernos regionales no están actuando con la urgencia que requiere el estado de emergencia. “No son eficientes como se quisiera”, precisó.

Lavado agregó que otra razón de este lento avance respondería al “miedo de los gobiernos por acelerar procesos”, pues la Contraloría tiene un rol activo en este contexto.

“La Contraloría está detrás de ellos y así se genera una paralización porque a veces injustamente se toman los procesos como irregulares y se sabe que el que firma tiene que asumir la culpa”, precisó.

En esta línea, el también economista indicó que el rol de la Controlaría debería alinearse a darle celeridad a los procesos, haciendo un acompañamiento de control concurrente. Esto, debido a que, en los controles posteriores, a veces, “lo que piensa la entidad de control sobre el proceso es muy literal”.

“Con el control concurrente se puede evitar [estas paralizaciones]. En este sentido, la Contraloría puede tener un rol más activo de apoyo. La cuestión es que, a este tipo de centros, como la Contraloría o Sunafil, les gusta castigar, pero no acompañar. La idea con esto último es que se tenga un proceso cuyos trámites pasaron por varios ojos”, remarcó Lavado, añadiendo que para el mediano plazo también se debe volver más eficiente la programación de las compras.

Con información de El Comercio.

This Post Has 0 Comments

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

10 − one =

Back To Top