(511) 221 8999

¿Qué es un paraíso fiscal y UNA EMPRESA OFFSHORE?

Una empresa offshore es una entidad privada que está en un paraíso fiscal (un territorio o Estado cuyos beneficios tributarios son significativos o de exención).

Esta tiene un tratamiento especial y se le conoce como una empresa opaca. Es un mercado que sirve como protección de activos. Una cuenta offshore no siempre es negativa; no siempre sirve para evadir.

Durante el periodo comprendido desde el año 1990 hasta el 2000, se tenían los injertos, los destructores, MRTA por lo tanto se tenía temor de ir al banco con el dinero, porque el empleado el banco podía colaborar para delitos como robos, secuestros o extorsión en contra de las personas; y para proteger este activo la mayoría de los funcionarios y empresarios medios altos compraron una offshore y enviaban su dinero a ella, dinero provenientes de sueldos, ganancias o utilidades.

¿Cuál es la diferencia entre las offshore bien llevadas y las que no?

Aquellas que tienen el dinero declarado ante SUNAT no tienen ningún problema. Pero, por ejemplo, una persona que recibió una coima de 4 millones de dólares por una licitación pública y que la envió a la cuenta offshore. Ese dinero no tiene origen legal, puede estar dentro de la offshore pero es producto de la evasión tributaria.

En una offshore lo primero que se discute es el origen del dinero. Países como Francia, España, Italia. Estados Unidos, Reino Unido abrieron investigación a través de su administración tributaria y lo mismo debe suceder en el Perú, que la fiscalía de la Nación y la SUNAT abran una investigación para realizar el cotejo, el cruce de información, lo cual va a arrojar si lo que está investigando es lo que se ha declarado ante la Sunat.

Ahora bien, una vez que se tiene el dinero ahí, producto, por ejemplo, de una persona que vendió un inmueble por la suma de 8 millones de dólares y envía ese dinero a la offshore -la cual no es una cuenta y por lo tanto no gana intereses, paga utilidades como cualquier empresa- y, por este depósito, paga una tasa de 5% al año que son 350mil dólares, los cuales son ganancias o utilidades por lo tanto se ha debido declarar ante SUNAT todos los años.

En un periodo de 5 años, estas utilidades alcanzan un millón 750 mil dólares, los cuales no se han declarado ante la SUNAT. En Perú, hay empresarios que tienen estos mecanismos de offshore y han tenido la suerte que la fiscalía de la nación y la SUNAT aún no han empezado a fiscalizar.

Fuente: Grupo Verona

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

9 − 8 =