skip to Main Content

Principio protector del derecho laboral

El principio protector es el primero y más importante de los principios fundamentales del derecho laboral. Parte del supuesto de desigualdad estableciendo que el trabajador o trabajadora goza de un amparo preferente, por lo que se tratará de proteger a esta parte en el contrato de trabajo para equipararla con la otra parte (el contratante). Así, este principio contiene tres reglas de aplicación:

Leer Más: ¿Cuál es el progreso en la lucha contra la corrupción?

Leer Más: Impuestos corrientes y diferidos surgidos de pagos basados en acciones:

  • Regla más favorable: implica aplicar la norma que sea más favorable para el trabajador. Aun por encima de los criterios de jerarquía, especialidad y temporalidad del Derecho.
  • Regla de la condición más beneficiosa: una nueva norma no puede desmejorar las condiciones que ya tiene un trabajador; en ese sentido, el trabajador podrá mantener la ventaja alcanzada sin verse afectado por modificaciones posteriores.
  • Regla in dubio pro operarium: esta regla permite seleccionar, entre las varias interpretaciones que puede tener una norma, aquella que más favorezca al trabajador. Esto se dará siempre que exista una verdadera duda sobre el sentido de la norma que no haya sido superada a través de la interpretativa jurídica, y no podrá ser aplicada a la prueba de hechos.

El principio de igualdad jurídica determina que, en los actos privados, los sujetos de derecho se encuentran en un punto equilibrado de igualdad, en donde ninguna de las partes es más que la otra, y ninguno puede exigir del otro nada sin un acuerdo de voluntades. Contrario a ello, el principio protector del derecho laboral favorece a una de las partes: el trabajador.

Escrito por: Econ. Jazmin Ramírez

This Post Has 0 Comments

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

1 × 3 =

Back To Top