(511) 221 8999

Minería en el Perú: el caso Tía María

Entre el crecimiento económico y el desarrollo social

La minería ha estado presente en el Perú como una actividad no solo extractiva sino de transformación, destacando su impacto en la economía peruana: según datos de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, representó en 2018 el 13% del PBI, el 59% de las exportaciones, el 10% de la recaudación tributaria y tuvo un incremento de 3% de empleo formal. Sin embargo, el mayor problema con la actividad minera es el impacto que tiene sobre la población perteneciente a las áreas de explotación; las cuales se ven afectadas en su medio.

Por ello, la aprobación de la licencia para la construcción del proyecto Tía María, a cargo de Southern Copper Corporation (SCC), por parte del gobierno ha generado opiniones a favor y en contra. El proyecto, que consiste en dos yacimientos ubicados a 3 y 7 kilómetros del Valle de Tambo,  en Islay – Arequipa, inició sus actividades de exploración en 1994 y ha ocasionado protestas con un saldo de 7 víctimas mortales (en 2011 y 2015), siendo el hecho detonante el problema del uso del agua (que causó observaciones en el primer Estudio de Impacto Ambiental brindado por la empresa).

Leer Más: El Rompecabezas de Lava Jato en Perú

Leer Más: El fútbol la coyuntura para la integración

Contrariamente, según una encuesta de Ipsos Perú en septiembre de 2018, un 59% de la población de Islay estaría a favor del desarrollo dicho proyecto. Aun así, dado el conflicto que se generó en la zona, la minera firmó una carta en la que se compromete a aplazar la construcción del proyecto extractivo hasta lograr “espacios de diálogo” en coordinación con el Gobierno.

Escrito por: Econ Jazmin Ramirez

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

six − 5 =