skip to Main Content
(511) 221 8999

Martín Vizcarra se sentó en el banquillo del Congreso: ¿A qué se enfrentó hoy el Presidente?

A sólo 10 meses de que termine el mandato presidencial de Martín Vizcarra, y en medio de la crisis sanitaria más grave de la historia reciente de nuestro Perú, se ha iniciado por parte del Congreso un controversial juicio de destitución por “incapacidad moral”.

El presidente está siendo acusado de presuntamente instigar a dos de sus colaboradoras (Miriam Morales y Karem Roca) a entorpecer una investigación relacionada con contratos irregulares de un personaje público, según se ha difundido a través de unos audios divulgados hace unos días.

Esta clase de juicio político se conoce en nuestro país como moción de vacancia, el mismo ha tenido lugar después de que el Tribunal Constitucional (TC) hubiera rechazado un requerimiento de medida cautelar solicitada por el Ejecutivo que habría paralizado el proceso de destitución.

La decisión, de acuerdo a Marianella Ledesma, presidenta de la máxima corte, se dio debido a que los siete magistrados de la corte, cuyos fallos son inapelables, no concedieron la medida cautelar porque “a la luz de las declaraciones de líderes políticos, el riesgo de que suceda la vacancia (del mandatario) se ha debilitado y no hay una urgencia manifiesta”.

Desde que se mostraron los audios y se tomara la decisión en el Congreso, Vizcarra ha insistido en que no hubo ninguna actividad ilegal y en que no ha sido acusado.

¿Qué pasó hoy?

Ejerciendo el derecho de participar y defenderse, Martín Vizcarra en esta sesión de una hora realizó sus descargos:

  • El gobernante se presentó en el Parlamento para hacer sus descargos, en una sesión que comenzó a las nueve de la mañana para que la votación se conozca antes de las dos de la tarde.
  • El presidente se dirigió al Perú para defenderse, así como también estuvo representado por un abogado, quien expuso sus argumentos
  • Pese a que se le recomendó no asistir y no estaba obligado legalmente a participar, Vizcarra hizo acto de presencia y entre otras cosas manifestó: “Vengo a dar la cara, con la frente en alto y la conciencia tranquila”.
  • El mandatario enfatizó su convencimiento de la importancia de darle una señal a la población de que la democracia debe ser fuerte y que a pesar de las opiniones pueden ser discrepantes, lo más importante es dar la cara.
  • En cuanto a los supuestos que se le acusan refirió: “Reconozco que es mi voz la que está en uno de esos audios, ya lo he dicho públicamente, lo que de ninguna manera voy a reconocer ni aceptar son las acusaciones que se me realizan y la forma tendenciosa en la que se viene presentando la información. Pregunto yo, ¿cuál es el delito?”.
  • Además, indicó que es el primer interesado en que se analicen todos los detalles, que se contrasten las versiones, se verifique la información, y se llegue hasta el fondo de la verdad, y si hay responsabilidad, que la instancia correspondiente lo determine.
  • Vizcarra aseveró que “Debemos ser respetuosos de las instancias, dejemos que sea el Ministerio Público, el fuero encargado de llegar al fondo de esta investigación, porque es el que tiene la competencia de la investigación, y no el Congreso de la República”.
  • El Presidente considera que el Perú no puede estar detenido por el contenido de unos audios sin ninguna validez, y la gestión de la pandemia y la reactivación económica no pueden estar en suspenso por ese motivo.
  • Finalmente acota: “Pido sinceras disculpas, porque todo lo acontecido en el marco de estos audios, partió de la motivación de una persona cercana a mi entorno”. Agregando “El único delito, lo único ilegal, que está comprobado hasta ahora, es la grabación clandestina”… “hoy más que nunca debemos deponer rencillas y trabajar juntos por el país”.

El representante legal de la máxima autoridad del país en este acto fue Roberto Pereira quien tomó la palabra por Vizcarra para atestiguar acerca de las alegaciones de “incapacidad mora permanente” por la que ha sido señalado el presidente, argumentando principalmente:

  • La vacancia presidencial debe sustentarse sobre la base de hechos definitivos y corroborados y no sobre presunciones que vienen siendo investigados.
  • El Congreso no investiga delitos y tampoco tiene competencias constitucionales para hacerlo y, por lo tanto, “no es su naturaleza”. Puntualizó: “Creo en los congresos democráticos con un debate racional, las decisiones políticas se deben encauzar en el marco de la Constitución para que ustedes tomen la mejor decisión posible”.
  • Precisó que la moción se sustenta en la contratación de Richard Cisneros, que están siendo investigados por la Fiscalía, por lo que “no arrojan una conclusión definitiva”. “Se dice que el presidente Martín Vizcarra habría usado el aparato del Estado para obstruir, lo que de comprobarse tendría relevancia penal, ¿pero qué conclusiones se pueden extraer si son hechos no corroborados?, son hipótesis y nada definitivo”.

Ahora comienza el debate parlamentario, donde quedará definido si Vizcarra sigue o no en el cargo, dirimiéndose el supuesto tráfico de influencias y contrataciones irregulares en el gobierno. Se requiere un mínimo de 87 votos para su aprobación, en caso de que sea destituido, asumiría el poder el jefe del Congreso, Manuel Merino.

Escrito por: Grupo Verona

This Post Has 0 Comments

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

seven − 3 =

Back To Top