(511) 221 8999

Los senderos de la formalización

La formalización puede definirse como el proceso que lleva a cabo una empresa  para incorporarse a la economía formal.

Las iniciativas que promueven la formalización económica se sustentan en la creación de mejores empleos, y la reducción de la pobreza de quienes son especialmente vulnerables en relación a las carencias que genera el trabajo desempeñado en la economía informal, incluyendo, principalmente a mujeres, jóvenes, migrantes, personas de la tercera edad, pueblos indígenas y personas con discapacidad.

El sendero de la formalización de las Mypes guarda una estrecha relación con un entorno empresarial próspero, el desarrollo económico y la optimización de las condiciones laborales. Caminar dentro de la formalidad permite además incrementar los ingresos fiscales, necesarios para garantizar bienes y servicios públicos de alta calidad, a estos hechos debe añadirse en igual medida la disminución de la competencia desleal que representan las empresas informales, acceso a financiación, así como la obtención de servicios y tecnologías más productivas.

La única forma de generar empleos de calidad es a través de una mayor inversión privada, para ello se requiere una política fiscal que esté dirigida a formalizar para estabilizar la actividad económica y la seguridad jurídica. Las estrategias deben circunscribirse dentro de un mejor marco legal e institucional, y una reforma laboral que fomente la productividad, a través de políticas con programas de apoyo e incentivos.

Leer Más: Reordenan comercio informal del Mercado de Frutas

Leer Más: Informalidad en el transporte terrestre

Lograr este cambio es un reto de grandes dimensiones, dado que las dinámicas varían en función de las regiones, los grupos de empresarios, y otros factores asociados a la cultura tributaria y el ruido político actual que envuelve las decisiones de los actores económicos, por tanto, el sendero para lograr la formalización debe combinar los componentes básicos del fenómeno de la informalidad y adaptar las propuestas a esas distintas realidades, para lograr así que el proceso de formalización tenga significativo éxito.

Escrito por: Abg. Jessica Navarro

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

three × two =