skip to Main Content

LA OBLIGACIÓN DE EMITIR Y EXIGIR COMPROBANTES DE PAGO

Los comprobantes de pago son documentos contables que emiten los vendedores, a través de los que se acredita la compra y venta de un producto que realiza una persona. Estos documentos son los que dan fe de las actividades comerciales. Y son los que permiten su control, ya que una vez emitidos deben ser asentados en registros especiales que servirán para la declaración jurada.

Asimismo, es importante afirmar que cada consumidor tiene la obligación de colaborar a que los recursos del Estado se incrementen; por lo que, sumarse a la omisión de exigir la boleta de compra, contribuye a la evasión, a que no se paguen los impuestos correspondientes, y finalmente a que el país no crezca. Partiendo de esta premisa, si se realiza el sencillo ejercicio de verificar espontáneamente en cualquier tienda del centro de la ciudad de Lima cuántos emisores entregan el comprobante, se puede constatar que cerca del 100% de los proveedores de productos no emitirán voluntariamente una boleta de compra.

Es común que los contribuyentes no tengan una posición voluntaria al momento de pagar los tributos, ya que hay una desconfianza generalizada en cuanto a cómo son utilizados los recursos. Se ha deslegitimado la labor de pagar impuestos; no obstante, si no existieran las recaudaciones, ni las instituciones tributarias, tampoco podría subsistir el Estado. Sobre esta base, se debe iniciar el trabajo de erradicación de la evasión en el compromiso, más que en la cultura fiscal; es decir, en la responsabilidad de cumplir y hacer que los demás cumplan. Esta es la dirección hacia la legitimación de las obligaciones tributarias, asumiendo que sin ellas no habría financiamiento para inversiones médicas, colegios, seguridad, acceso a la justicia, y todos los demás proyectos para los que históricamente han sido utilizados los recursos obtenidos por la tributación.

El país comenzará a cambiar cuando cada uno de los consumidores exija la emisión del comprobante financiero, ya que el bien común se impulsa con las acciones que realizan cada uno de los integrantes de la sociedad. No se puede seguir hablando de ampliar la base tributaria, de ser más los que aporten, si, cuando se realiza una compra, no se exigen los derechos ni se cumplen las obligaciones. Esto debe cambiar a través de la realización de operativos comprobantes de pago y sanciones a los establecimientos. Es la única forma de hacer que todos emitan su ticket y se mejoren los servicios.

Escrito por: Mba. José Verona

Editor de contenido: Jessica Navarro

This Post Has 0 Comments

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

1 + seventeen =

Back To Top