Indecopi supervisa los servicios educativos virtuales

Instituciones públicas y privadas de educación alrededor de todo el mundo, utilizan las plataformas digitales, como una luz que les permite continuar los cronogramas de millones de alumnos y mantenerlos activos académicamente. Actualmente la educación ha sido obligatoriamente trasladada a los hogares, en los que se cumplen medidas de aislamiento, como resultado de la pandemia del coronavirus. En casa, pero estudiando, así transcurren las semanas para millones de niños, adolescentes y jóvenes en decenas de ciudades, luego de que las autoridades de sus naciones suspendieran las clases como medida preventiva para evitar la propagación del COVID-19.

Aunque las jornadas se cumplen lejos de los salones convencionales, los programas educativos han tratado de continuar siendo los mismos, en una apuesta administrativa que tiene como fin impedir que la expansión de este brote, que desde el 11 de marzo fue caracterizado como pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Una de las grandes dificultades que se han presentado en muchas zonas de los países del mundo, está relacionada con la conectividad y la señal móvil precaria. La pandemia está conduciendo una crisis sanitaria de proporciones nunca vistas, sin duda el núcleo de esta crisis se centra en el terreno de la salud, sin embargo, la misma emergencia pone de manifiesto que los aspectos que circunscriben los ámbitos biológicos y sanitarios, son mucho más amplios y complejos, de lo que se pensaba, evidenciando otras dimensiones y desafíos relevantes, tal es el caso del bienestar mental, el rol del trabajo y la educación, la producción, los servicios, y la política, entre otros. Se observa que, en gran parte de los territorios afectados por el virus, se han exacerbado otros fenómenos como la desigualdad, pobreza, racismo, discriminación, violaciones a derechos humanos, y brechas de distinta índole, problemáticas que ya existían previo a la crisis, y que nos muestran que la pandemia se ha instalado sobre problemas estructurales de fondo históricamente heredados.

Ante el cierre apresurado de las aulas en todos los niveles de la educación, la tecnología se ha vuelto la protagonista en la gestión de esta importante área del desarrollo de la vida, y al mismo tiempo ha revelado la necesidad de activar la preparación digital tanto del personal como de la infraestructura subyacente a la misma, para compensar la brecha tecnológica que existe entre incontables familias.

Leer Más: SBS: autoriza funcionamiento de Bank of China (Perú) S.A. en Perú

Leer Más: Ositran declara que suspender cobro de peaje resultaría inconstitucional

En el caso del Perú, muchos colegios, institutos, universidades y otros centros educativos utilizan como herramienta de apoyo las clases virtuales, en el marco del estado de emergencia y el aislamiento social obligatorio decretado en el país para frenar el brote del covid-19, donde se determinó la postergación indefinida de clases presenciales en los centros de educación. Este escenario ha hecho que el Ministerio de Educación (Minedu) dicte diversas regulaciones en este sentido, ante ello el Indecopi también ha diseñado pautas a seguir por las entidades durante el período de la emergencia Nacional.

Recientemente, el Indecopi ha sido enfático en señalar, entre otras cosas, que están prohibidos los actos de discriminación hacia los estudiantes, durante la prestación del servicio educativo no presencial a distancia, recordando además que vigilará constantemente la prestación de los servicios educativos.

Las instituciones educativas deben también aplicar estrategias para reducir las brechas que se imponen por el acceso desigual de los estudiantes a una adecuada conexión a internet y a la tecnología para la enseñanza virtual.

Los servicios educativos a distancia por parte de las universidades, deben contener soporte constante para los estudiantes, con la intención de que se logren alcanzar los objetivos de aprendizaje planteados. En igual sentido, la continuidad en la prestación de actividades educativas debe aplicarse con criterios de accesibilidad, adaptabilidad, calidad y otras condiciones esenciales para el aprendizaje.

El organismo público ha indicado que, de acuerdo al Código de Protección y Defensa del Consumidor, contemplado en la Ley 29571, los consumidores y usuarios, tienen derecho a un trato justo y equitativo en toda transacción comercial y a no ser discriminados por ningún motivo.

Súmate al esfuerzo por controlar esta emergencia sanitaria, el Perú está en nuestras manos, sigamos las recomendaciones de nuestro Gobierno, quédate en casa”

Escrito por: Abg. Jessica Navarro

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público.

eleven − one =

GRUPO VERONA

Nuestra experiencia en SUNAT y conocimiento asesorando a las principales empresas del Perú nos permiten ofrecerle la solucion.

EQUIPO

Interactivamente y proactivamente generamos contenido de alta rentabilidad para nuestros clientes.

© 2021 © GRUPO VERONA. Todos los Derechos Reservados.