(511) 221 8999

Exportación de bienes y el IGV

Una exportación es un régimen aduanero el cual permite la salida de un territorio aduanero a las mercancías producidas nacionalmente o nacionalizadas con el fin de ser consumidas o utilizadas en el exterior. La exportación no está gravada con ningún impuesto. En este sentido, se grava la venta de bienes y la prestación de servicios en el país en el que se consumirán y no en el país de origen. El caso peruano no es distinto a lo observado internacionalmente, pues la Ley del Impuesto General a las Ventas establece que la exportación de bienes o servicios, así como los contratos de construcción que se ejecuten en el exterior, no están afectos al Impuesto General a las Ventas (IGV).

En el caso del IGV que paga el exportador, en sus diferentes etapas de producción puede ser restituido, a través de una devolución o compensación. La Ley del IGV da derecho a que se utilice en forma de crédito fiscal el impuesto que fue pagado siempre y cuando corresponda a operaciones por las que se deba pagar el tributo. En este sentido, si sólo se efectúan transacciones gravadas se tiene el derecho de aprovechar o utilizar todo el crédito fiscal que generes en el proceso productivo, sin embargo, si realizas operaciones gravadas y no gravadas podrás deducir el crédito fiscal sólo de las compras que se destinaron a dichas operaciones gravadas.

Leer Más: Se teme reclasificación de la Bolsa de Valores de Lima

Leer Más: Mapa de casos denunciados por corrupción

Mientras que si no se puede discriminar o distinguir el crédito fiscal de las operaciones gravadas y no gravadas, debe deducirse proporcionalmente.

Escrito por: Lic. Cs. Fiscales. Fernando Parra

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

16 − seven =