El domicilio y el Impuesto a la Renta

¿Cuándo se considera que un contribuyente es domiciliado?

La condición de domiciliado –para personas naturales– se  pierde (o se adquiere) en función a la cantidad de días que se estuvo ausente (o presente) en el país: 183 días calendario en un periodo cualquiera de 12 meses; entonces será no domiciliado toda persona que se encuentre fuera del país por más de 183 días, o que permanezca en el país por menos de 183 días. Tomando meses de 30 días, la persona debe encontrarse en el país por aproximadamente 6 meses para considerarse como domiciliado y afecto al impuesto (la norma no indica que sean consecutivos).

Leer Más: NIIF 15: Ingresos de Actividades Ordinarias Provenientes de Contratos con Clientes

Leer Más: Destinan recursos para fondo social energético

Además, se debe distinguir que los cambios que se produzcan en el curso de un ejercicio gravable (del 01 de enero al 31 de diciembre de un mismo año) sólo producirán efectos a partir del ejercicio siguiente.

Asimismo, los no domiciliados se ven afectos de la retención de sus rentas de fuente peruana, sin considerar categoría (quedan inafectos al pago del impuesto a la renta aquellos ingresos y/o  ganancias obtenidas por rentas del extranjero).

Cabe recalcar que la consideración de «domicilio» para efectos de la Ley del Impuesto a la Renta no modifica las normas de «domicilio fiscal» del Código Tributario.

Escrito por: Econ. Jazmin Ramírez

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

one + eleven =

GRUPO VERONA

Nuestra experiencia en SUNAT y conocimiento asesorando a las principales empresas del Perú nos permiten ofrecerle la solucion.

EQUIPO

Interactivamente y proactivamente generamos contenido de alta rentabilidad para nuestros clientes.

© 2021 © GRUPO VERONA. Todos los Derechos Reservados.