Economía naranja como salida a la crisis

El término economía naranja se vincula con la economía creativa, esta última definida por John Howkins, uno de los investigadores más destacado en el tema, en 2001, describió esta ideología ante la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, como un modelo en el cual: “las ideas son los principales aportes y los principales resultados. Una economía en la que la gente dedica la mayor parte de su tiempo a generar ideas”.

conomía naranja forma parte de una nueva tendencia en la que los especialistas desarrollan nuevos modelos económicos y los vinculan con un color determinado, siendo el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) el primero en introducir esta denominación, debido a que se trata de un color asociado a la creatividad, el entretenimiento, la cultura y la felicidad.

Esta corriente ha servido como herramienta para el desarrollo cultural, social y económico, diferenciándose de otras economías por estar orientada a la creación, producción y distribución de bienes y servicios, cuyo contenido de carácter cultural y creativo se puede proteger por los derechos de propiedad intelectual.

En esta economía, las materias primas para la creación de bienes y servicios son la creatividad, la cultura y la innovación. Estos elementos, en gran parte del mundo, han tenido el poder de generar impacto social y económico positivo, a través de la creación de capitales y fuentes de trabajo, aprovechamiento de la propiedad intelectual, impulso de la pluralidad cultural, lucha contra la vulnerabilidad e inequidad social, todo ello como una estrategia para salir de la crisis.

Leer Más: Ejecutivo solicitará facultades legislativas en materia tributaria y financiera

Leer Más: Indecopi: fraccionamiento de multas durante Estado de Emergencia será vía canales digitales

Según ha indicado la UNESCO, la producción creativa es fundamental para muchos países del mundo, que están tomando muy seriamente el aporte que esta ideología genera en el PBI, la inversión y generación de trabajo, indicando que el 3% del PBI mundial, es decir, aproximadamente 2,25 billones de dólares y 30 millones de empleos, se sustentan en esta economía. Las actividades de este estilo van desde la arquitectura, las artes visuales y escénicas, la animación digital, la producción audiovisual, el diseño gráfico, la fotografía, la edición digital y el marketing digital, artesanías, pasando por el cine, el diseño editorial, y hasta se alcanza a cubrir el cine, la música, la moda y los juguetes.

Indudablemente para los peruanos la creatividad no es una opción, es un estilo de vida. El año pasado las industrias creativas culturales alcanzaron un aproximado de US$ 4,700 millones, equivalentes al 2.7% del PBI. El peruano siempre tiene una idea, una vía de escape, un talento que explotar, un negocio en puertas. Hemos sido testigos que, pese a la aguda crisis económica, social, humanitaria, y laboral por la que estamos atravesando, el número de emprendimientos está en ascenso. Sería bastante interesante dar más apoyo al valor agregado que nos aportan nuestros creativos y talentosos músicos, artistas, científicos, y demás profesionales y expertos con emprendimientos audiovisuales, gastronómicos, artesanos, entre otros, en este desafío que se nos impuso.

Súmate al esfuerzo por controlar esta emergencia sanitaria, el Perú está en nuestras manos, sigamos las recomendaciones de nuestro Gobierno, quédate en casa”

Escrito por: Abg. Jessica Navarro

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público.

13 − ten =

GRUPO VERONA

Nuestra experiencia en SUNAT y conocimiento asesorando a las principales empresas del Perú nos permiten ofrecerle la solucion.

EQUIPO

Interactivamente y proactivamente generamos contenido de alta rentabilidad para nuestros clientes.

© 2021 © GRUPO VERONA. Todos los Derechos Reservados.