skip to Main Content
(511) 221 8999

Construyendo la seguridad y salud en el trabajo

En un entorno cambiante como lo es el momento que vivimos y como es lógico el de los próximos años, los especialistas indican que debe construirse una nueva seguridad en el trabajo. Indudablemente desde ahora las empresas empiezan a entender que la Seguridad y Salud en el Trabajo, no se trata solo de un gasto sino de una inversión en su fuerza laboral, como una mejora para sus procesos productivos que permita sobrevivir en este mundo cambiante, donde todo debe ser integrado y simplificado al máximo para ser eficiente y generar ganancias tanto para la empresa como para el trabajador.

Desde el nacimiento de la normativa en materia de prevención de riesgos laborales o seguridad y salud en el trabajo, su aplicación se basó en los modelos tradicionales donde destacan la dependencia y la subordinación, sin embargo, las características del trabajo están cambiando y por ello también deben variar los conceptos jurídicos y los criterios técnicos, para dar soporte a estas nuevas realidades sobre las que se asientan las nuevas formas de trabajo.

Los impactos de la atípica crisis de la pandemia del Coronavirus, se observan no solo en la salud mundial, sino también en la economía y el mercado de trabajo. Volver a operar luego de que las medidas de confinamiento aplicadas en los distintos territorios se relajen, requiere un marco de políticas organizadas, que incluyan transversalmente el estímulo a la economía y el empleo; apoyo a las empresas, el empleo y los ingresos; y garanticen los derechos laborales, dando especial énfasis a la protección en el lugar de trabajo.

Ante el escenario que emerge, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), presentaron una nueva publicación conjunta en la que analizan los desafíos laborales tras la pandemia, a la que denominaron “Coyuntura Laboral en América Latina y el Caribe”, indicando, entre otras cosas que esta crisis generaría 11,5 millones de nuevos desempleados en la región.

Leer más: Inician subastas de FAE-Mype

Leer más: Hospitales y clínicas asumirán costos de enfermedad de personal medico

De acuerdo al documento, se estima que la implementación de las políticas para la reactivación, necesita un fuerte componente de formación y educación en seguridad y salud para los actores del mundo del trabajo. La institución recalca que para cumplir este cometido, es  necesario que se dispongan recursos institucionales y presupuestarios, a la vez que se incluyan buenas prácticas como la puesta en marcha de un protocolo de salud y seguridad en el trabajo que incluya inducción al personal, la adopción de horarios de entrada y salida escalonados para evitar aglomeraciones, rutinas de desinfección y sistema de lavado de manos, uso obligatorio de mascarillas, y un protocolo en caso de que algún trabajador presente síntomas.

Con perspectivas hacia el futuro, los funcionarios responsables de la información indican que, la crisis está forjando numerosos cambios en el mundo laboral que serán permanentes con el fin de ir hacia una “normalidad mejor”. “Las políticas para la recuperación deben apuntar no solo a una “nueva normalidad” similar a la anterior, sino a una “normalidad mejor’ con mayor formalidad, equidad y diálogo social”.

Súmate al esfuerzo por controlar esta emergencia sanitaria, el Perú está en nuestras manos, sigamos las recomendaciones de nuestro Gobierno, quédate en casa”

Escrito por: Grupo Verona

 

This Post Has 0 Comments

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

twenty + seven =

Back To Top