(511) 221 8999

Beneficios tributarios para exportadores: El saldo a favor

El saldo a favor del exportador constituye un mecanismo que busca promover la exportación de bienes y servicios. El principal objetivo de esta estrategia, consiste en devolver o compensar al exportador el crédito fiscal del Impuesto General a las Ventas (IGV) de sus compras, que se genera al momento de realizar sus actividades de exportación.

De acuerdo al Artículo 34° del Texto Único Ordenado de la Ley del Impuesto General a las Ventas e Impuesto Selectivo al Consumo, el crédito fiscal para determinar el saldo a favor del exportador, está conformado por el monto de IGV y el Impuesto de Promoción Municipal (IPM), que se acredite a través de comprobantes de pago, que correspondan a compras o adquisiciones de bienes, servicios, contratos de construcción y pólizas de importación.

Leer Más: ¿Efectos luego de tres años de la “Ley del 95.5%”?

Leer Más: G20 establecerá un impuesto digital

Utilidad práctica del Saldo a favor:

El saldo a favor materia de beneficio, se origina del IGV que grava las compras o adquisiciones, de bienes, servicios o contratos de construcción destinados a la exportación.

  • Puede ser utilizado para deducir el IGV bruto a cargo del exportador,
  • Para compensar deudas tributarias por Impuesto a la Renta o cualquier otro tributo; o
  • Para solicitar su devolución.

Escrito por: Lic. Cs. Fiscales. Fernando Parra

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

14 + 4 =